Home

 
BUBU Francesco Inglima
 

Dentro de todas las one-album-band de la historia del progressive rock, los argentinos Bubu son seguramente los más apreciados y amados. El album “Anabelas” fue de seguro uno de los que estuvieron en el ápice del progresivo argentino y no solo. Por lo tanto pueden imaginar el encanto que han creado 15 minutos de música “nueva” (el EP “Resplandor”, solo publicado en formato digital), de parte de los Bubu después de 38 años de silencio. Ahora no podíamos perder la oportunidad de profundizar la cuestión, con la mente y compositor de todo el material de los Bubu: Daniel Andreoli,


Hola Daniel, recién escuché los 15 minutos de “Resplandor” y tengo como la sensación que el tiempo se haya parado en el lejano 78, año que salió Anabelas. Las nuevas composiciones me parecen la perfecta continuación de las “viejas”. ¿Cuándo fueron compuestas las canciones de “Resplandor”?

Es verdad el mundo de creación es atemporal, la composición siguió su curso y resplandor es la continuación de “Anabelas”, aunque la primera tuvo lugar entre 1973 y 1976, y la segunda le tocó ver la luz 2013 y 2016.

Inútil esconderse, todos nosotros esperamos que los 15 minutos del material que apenas salió sean sólo el preludio de algo más consistente. ¿Qué otras novedades nos esperan?

En esta 1ra etapa presentaremos en vivo lo que va a ser un LP con las mismas características del EP

¿Qué has estado haciendo en todos estos años? En las notas de la reedición de “Anabelas” leí que ha seguido componiendo. ¿Qué tipo de música ha compuesto?

Paralelamente al trabajo compositivo y siendo estudiante, aconteció que se creó El 1er Laboratorio de música electrónica “Centro cultural Buenos Aires” encabezado por Francisco Kröpfl y otros grandes maestros herederos del instituto Di Tella. Fue un período de investigación, todo mi ser comenzaba a percibir lo que se llama Arte Concreto. El silencio, la ausencia de estructuras premeditadas me situaron en un nuevo paradigma alejado del Rock. Por aquellos tiempos visitaron Argentina de la mano del instituto Goethe y SIMC (Sociedad Internacional de Música Contemporánea) los compositores Ivo Malec (de la electroacústica a lo instrumental); Fransón Bernad Mashe (Modelos Naturales) y Helmut Lachenman quien desarrollo el concepto de red armónica, influencia que llega hasta estos tiempos de “Resplandor”.

¿Cuáles fueron las razones que llevaron a resucitar Bubu después de 38 años de su primer y único disco?

Bubu vivió a la par mía desde antes de llamarse Bubu. Desde muy temprana edad tuve la suerte de rodearme de músicos muy talentosos y con una necesidad de expresión a flor de piel. Amaba tocar, sentía que volaba y esa fue la razón que me llevo a formar una banda bajo el mismo formato, la pura necesidad de volver a volar.

¿Por qué tuvieron la elección, bastante inusual para una banda de rock, ser solamente un compositor, pero sin ejecutar de su música? Qué instrumentos toca?

Como ya comenté, amaba tocar con otras personas, pero mi esencia evolucionaba y se moldeaba a través de la composición, como si fuera un espejo. En aquel entonces paralelamente que ensayábamos “Anabelas”, y tuve la suerte de acceder a una beca que me otorgo el Collegium Musicum Argentina, aún quedaba por escribir “El viaje de Anabelas” y “Sueños de maniquí”. El tiempo no me alcanzaba para anexar la rutina de un instrumentista (bajo eléctrico) así que la decisión fue dedicarme de lleno a la composición.

Nos presentaría los músicos que le acompañan en este nuevo proyecto?

Alvar Llusá Damiani: violín
Camila González: flauta traversa y piccolo
Daniel Andreoli: compositor y arreglos
Federico Silva: guitarra
Jerónimo Romero: voz
Juan Ignacio Varela: saxo
Julián Bachmanovsky: batería
Virgina Maqui Tenconi: teclado

¿Está todavía en contacto con algún miembro de la formación original? ¿Usted ha intentado ponerse en contacto con ellos para hacer que se involucren en este nuevo proyecto?

Este Bubu es el fruto de infinidad de encuentros y desencuentros con mis viejos compañeros, de los cuales tres han fallecido y el resto hace muchos años que viven fuera del país. Actualmente en nuestra formación se encuentra Maqui Tenconi, integrante del coro en “Anabelas” y actual tecladista directora de coros de la banda.

Le pido por favor que me diga, qué significa el nombre Bubu y por qué lo eligió?

El nombre Bubu como la parte literaria de “Anabelas” fue creación del saxofonista Win Fortman quien reside en Miami desde hace 20 años. Bubu era un muñeco esquizofrénico que podía aplastar una ciudad e inmediatamente después salir al rescate de un niño que se estaba ahogando.

¿Puede usted decirnos la génesis de un disco como “Anabelas”?

Para hablar de la génesis de Bubu, tenemos que situarnos en tiempo y espacio. Era una época muy creativa, no solo en la música sino en el cine, en las letras, en la plástica.
Éramos hijos de la generación del Instituto Di Tella y teníamos un gran marco de referencia artístico, además de sentir el espíritu de libertad que uno respira a los veinte años(…). Por ese entonces nos llamábamos Sion. Éramos muy jóvenes y la banda sacaba chispas; todos queríamos estar en el centro, pero había alguien que tenía la cabeza muy clara y sabía cómo se hacían las cosas, y ése era Wim. Un día me llevó aparte y me dijo: “mirá, Daniel: esta música hay que volcarla en partituras, hacer un casting, empezar a probar gente y que toquen los más idóneos”.

¿Por qué el grupo se deshizó después de “Anabelas”?

La verdad que costo mantenerse unidos hasta finalizar la grabación, la compañía fue posponiendo la fecha, sumado el desgaste de dos años de intenso trabajo y algunos roces, fue la causa que por la cual Miguel Zabaleta el cantante que acompaño a Bubu en vivo y quien imprimió al grupo una estética escénica que cautivo al público, se terminó retirando del grupo sin dejar registrada su voz en “Anabelas” y fue suplantado por Pety Guelach que en una sola sesión metió las dos canciones del LP.

Entre todas las naciones de América del Norte y del Sur, Argentina es sin duda en la que el rock progresivo se ha desarrollado mejor. ¿Cuál cree usted que sea la razón de este incremento?

Lo viculo a nuestra ascendencia, Argentina es un país cosmopolita con una base de inmigrantes provenientes de Europa, especialmente de Italia y España.
A mediados la década de los 60 la región comenzó a ser víctima de terrorismo de estado. Estábamos a merced del plan que idearan las potencias en su juego de poder y toda sud américa se vió invadida de gobiernos de facto totalitarios, entonces la juventud encontró en las artes y en este caso el rock progresivo una herramienta de expresión que nos permitía confrontar y revelarnos contra esa conciencia egoísta que solo fomento la separación y la desigualdad.

¿Cómo cambiaron la música que escuchaba desde los tiempos de “Anabelas” a nuestros días?

A partir de los 80 hubo un cambio vertiginoso en los medios, el desarrollo digital fue exponencial, los compositores dejamos de usar papel y lápiz para usar nuevos programas (midi) que proporcionaban infinidad de herramientas que vinieron a acompañar nuestro proceso evolutivo.
38 años después vuelvo a disfrutar de ser uno que se funde con otros de carne hueso en este milagro que llamamos Rock Progresivo.



Bookmark and Share

Italian
English